HISTORIA Y GEOGRAFÍA

Aquí encontrarás imágenes, mapas, actividades, enlaces, vídeos, presentaciones, documentos que no están en el libro de texto... una colección de recursos TIC para las asignaturas del área de Ciencias Sociales

miércoles, 14 de diciembre de 2011

¿Dónde encajas tú en la historia de la población?

Curiosa aplicación de la BBC, en la que podrás conocer datos sobre el crecimiento de la población, continuamente actualizados:


jueves, 24 de noviembre de 2011

Proceso de desamortización y cambios agrarios

1.-Contexto económico y político

Durante el siglo XIX la actividad económica más importante en España era la agricultura, ya que en ella se empleaba la mayoría de la población y de ella salía la mayoría de la riqueza. Pero se encontraba en una situación de atraso por la ausencia de innovaciones y sobre todo por la distribución de la propiedad, esencialmente señorial. Todo esto hacía que el rendimiento fuera muy bajo.

Ya desde el siglo XVIII ilustrados como Jovellanos habían denunciado la situación, pero fue durante la implantación liberalismo cuando se inició una reforma de la propiedad de la tierra que implicaba la desaparición de las formas propias del Antiguo Régimen para consolidar la propiedad privada y su libre disponibilidad para el mercado, según una economía capitalista. Estas reformas comienzan ya con Godoy, y continúa con las Cortes de Cádiz y el Trienio Liberal, que abolieron el régimen señorial y la vinculación de la tierra, e iniciaron la incorporación de bienes eclesiásticos al Estado. Pero será tras la subida al poder de los liberales progresistas durante el reinado de Isabel II cuando se tomen las medidas que conduzcan a una reforma agraria liberal, iniciada por Juan Álvarez Mendizábal y continuada en el bienio progresista (54-56) por Madoz. (Repasar tema de Isabel II)



Durante el gobierno de los progresistas, con Mendizábal a la cabeza, se realizan las siguientes medidas desde 1836:

-Disolución del régimen señorial: la tierra pasaba a ser propiedad privada, sin conllevar jurisdicción alguna (cobro de derechos, impartición de justicia...)
-Supresión de los mayorazgos, por los que las tierras estaban vinculadas al primogénito familiar, sin que pudiera dividirlas. Con esta medida ya podían dividir y vender sus tierras.
-Desamortización, que consistía en la disolución de las órdenes religiosas no asistenciales y la incautación de sus tierras por parte del Estado para venderlas posteriormente en subasta pública, pudiendo pagarse con títulos de deuda pública.


Se pretendía con estas medidas:
-financiar al ejército liberal, que luchaba contra los carlistas (I guerra carlista),
-recuperar deuda pública y aminorar el déficit del Estado,
-crear una base de propietarios partidarios del régimen liberal,
-y a largo plazo, mejorar la agricultura, ya que tierras que estaban en “manos muertas” pasarían a estar en propiedad de personas emprendedoras.

Las reformas se frenaron con los moderados, pero durante el bienio progresista se da una nueva Ley Desamortizadora (1855). Promovida por Pascual Madoz, esta desamortización afectó a bienes de la Iglesia, del Estado y de los Ayuntamientos. Entre estos últimos se encontraban los bienes de propios, tierras de las que los ayuntamientos obtenían rentas a cambio de su explotación, y comunales, tierras que eran aprovechadas por los habitantes del municipio, normalmente bosques o pastos. Los objetivos eran de nuevo captar recursos para sanear la Hacienda, y financiar la construcción del ferrocarril.


2.-Efectos de la reforma agraria

-Con estas medidas la tierra pasó a ser una propiedad privada, susceptible de venderse y comprarse libremente en un sistema económico liberal o de mercado. Muchos edificios y parcelas cambiaron de dueño, y aumentó el número de propietarios.

-Los antiguos señores perdieron sus antiguos derechos pero se convirtieron en propietarios de la tierra. La situación de los campesinos mejoró poco, ya que ellos no eran los propietarios de las tierras que tradicionalmente cultivaban, convirtiéndose en arrendatarios, que cultivaban a cambio de pagar una renta con contratos muchas veces más desventajosos que con las rentas señoriales,  o en algunos casos pasaban a ser jornaleros. Las malas condiciones de vida de estas clases, que eran mayoría, constituyeron un problema de la Historia de España que se extendería hasta el siglo XX.

-La idea de una auténtica reforma agraria no se consiguió, ya que los medianos y pequeños campesinos no fueron los que accedieron a la tierra. Los que las compraron fueron quienes ya tenían recursos, pertenecientes a la alta burguesía y nobleza, que estaban interesados en vivir de las rentas que les proporcionarían las tierras, y no el cultivarlas de manera rentable y profesional, por lo que se reafirmó la concentración de la propiedad en pocas manos, especialmente en Andalucía, Extremadura y la Mancha.

-La estructura de la propiedad no favoreció la modernización: los minifundios (pequeña propiedad) de Galicia y submeseta norte no producían excedentes, iban destinados a un autoconsumo familiar que no podía permitirse la modernización ni destinar productos al mercado; y en los latifundios (gran propiedad) de Castilla, Extremadura y Andalucía, los propietarios obtenían beneficios de las rentas y de producir mucho porque tenían mucha tierra y mano de obra, pero sin introducir mejoras técnicas. Las malas condiciones laborales en el campo y el difícil acceso a la tierra por parte del campesinado,  hicieron que la gran masa de campesinos y jornaleros reivindicara mejoras en sus condiciones durante todo el siglo XIX.

- Cumplió algunos de los objetivos de los liberales: financiar la guerra contra el carlismo, mejorar la Hacienda, contribuir al menos un poco a la creación del ferrocarril, el mercado interno y la industria, y poner tierras en manos de individuos que de otra forma no podrían haber accedido a ella y que estaban interesados en comercializar la producción.

3.-Cambios agrarios

Como consecuencia más importante de todo el proceso en la producción agrícola y ganadera, tenemos que se puso en cultivo más tierra de la que había hasta el momento, permitiendo una mayor producción agrícola, a pesar de que las condiciones geográficas (relieve, clima, suelos…) tampoco eran buenas.

El principal producto fueron los cereales (80 % de las tierras cultivadas) y la vid, que se convirtió en producto de exportación. También el maíz, la patata, el olivo... Este aumento de producción tuvo su reflejo en el crecimiento de la población. Pero tenemos que considerar que este aumento de producción no se basó en mejoras técnicas (uso de abonos, semillas, maquinaria...), sino en el incremento de la superficie cultivada, por lo que la agricultura española seguía estando atrasada, con bajos rendimientos.

En la ganadería, se redujo en cambio la ovina,  por la pérdida de demanda de la lana frente al algodón, la eliminación de privilegios de la mesta y la roturación de tierras para el cultivo, mientras que aumentó la cabaña porcina.

4.- Conclusión

A finales del XIX España mantenía una economía predominantemente agrícola que no logró ser el motor de la modernización que se había producido en otros países europeos. A la mala situación agrícola hay que unir:

-el escaso y mal repartido desarrollo industrial, donde destacaban: la industria textil en Cataluña, muy dependiente del proteccionismo; y la siderúrgica, primero en Andalucía, donde decayó a mediados de siglo, luego en Asturias, que mantuvo la hegemonía hasta los setenta, y finalmente en el País Vasco, donde la llegada de coque galés hizo que esta región ganara en competitividad a Asturias),

-malas condiciones geográficas (situación periférica, relieve, cursos de agua, clima, suelos...) y falta de recursos energéticos,

-unas malas comunicaciones que el ferrocarril no resolvió y que no permitieron articular el mercado interno,

-una escasa demanda interna debido a la pobreza de la gran mayoría de la población,

-y una situación política muy inestable que no ofrecía buenas expectativas a la inversión.

Tenemos por tanto una economía y un mercado atrasados con respecto al resto de Europa.

Si el campo se hubiese modernizado, habría producido más, los precios habrían bajado, por lo que una mejor alimentación habría hecho aumentar la población. Los beneficios producidos en la agricultura podían haberse destinado a la inversión en otros sectores como la industria. Además, al modernizarse y utilizar mejores herramientas y maquinaria, habría hecho falta menos gente trabajando en el campo para producir lo mismo, por lo que ese excedente de mano de obra habría podido constituir la mano de obra de la industria, que estaría más desarrollada al poder contar con capitales provenientes del campo. (Ver esquema del libro pág. 170).

Muchos historiadores consideran que la reforma agraria fue un fracaso, ya que no fue capaz de producir capitales ni mano de obra para realizar el salto industrial. Tampoco cumplió las expectativas del cambio de estructura de la propiedad, lo que dejaría a la reforma agraria sin concluir, produciéndose más tarde intentos de cambio, siendo el más serio el de la II República.
         
Pero eso no significa que fuera un completo fracaso, ya que hemos visto que si obtuvo algunos logros, como financiar el proyecto liberal y un crecimiento de la producción, aunque sin modernización de las técnicas.

miércoles, 26 de octubre de 2011

El medio físico en España: espacios protegidos

Aquí tienes un enlace con información sobre todos los espacios naturales de España: parques nacionales, reservas de la biosfera, y parques naturales. Busca alguno de tu comunidad y realiza un breve informe sobre sus rasgos físicos, su vegetación y su fauna:
 http://parquesnaturales.consumer.es/parques/

martes, 7 de junio de 2011

El mundo en el que vivimos

El siguiente enlace contiene fichas para trabajar, de aquí al final de curso, algunas cuestiones sobre la Historia más recientehttps://sites.google.com/site/geohistoalquivira/Home/actividades-de-ampliacion
Se trata de temas que marcan la geopolítica actual, aunque faltan otras muchas de candente actualidad que suponen grandes retos para nuestro futuro: el cambio climático, la economía (en crisis) en un mundo global, la lucha contra el subdesarrollo y la desigualdad, el desarrollo de la ciencia y la tecnología y la investigación contra las enfermedades...Así que te propongo que amplíes información con los siguientes documentales y enlaces:
*Voces contra la globalización. Reflexiones de intelectuales críticos con el sistema económico, en seis partes:

*La Globalización es buena. Investigación de un autor sueco que busca efectos positivos de la globalización económica y critica a los que se oponen a ella.  Quizás su defecto está en que considera que los contrarios a la globalización son todos unos ignorantes encapuchados y radicales, y no tiene en cuenta otras posturas (creo que este no ha visto el documental de arriba):
http://video.google.com/videoplay?docid=4455150481097997498#

*Los últimos avances científicos en tres14:
http://www.rtve.es/alacarta/videos/tres14/tres14-celulas-madre/1114862/#aHR0cDovL3d3dy5ydHZlLmVzL2FsYWNhcnRhL2ludGVybm8vY29udGVudHRhYmxlLnNodG1sP2N0eD0xNzM2JmxvY2FsZT1lcyZyZXNldEZpbHRlcj10cnVlJmFkdlNlYXJjaE9wZW49ZmFsc2U=

domingo, 22 de mayo de 2011

La exposición oral de un tema de Historia


Vamos a profundizar en el conocimiento de algunos temas interesantes y además nos vamos a "soltar" hablando ante un público. Os propongo que los últimos temas de Historia los completemos de esta forma: exponiéndolos vosotros oralmente según este método:
  • TIEMPO: Un mínimo de 15 minutos.
  • CONTENIDO DE LA EXPOSICIÓN:
    • Presentación / introducción al tema
    • Guión o índice de desarrollo del tema
    • Desarrollo del tema
    • Conclusión final
    • Turno de preguntas y debate
  • RECURSOS UTILIZABLES:
    • Guión
    • Pizarra
    • Mapas, imágenes o diapositivas (PowerPoint)
    • Textos históricos
  • FUENTES: Hay que citar la bibliografía o páginas de Internet consultadas.
  • TEMAS PROPUESTOS:
    • La descolonización de Asia.
    • China. Desde la Revolución a la actualidad.
    • Descolonización del mundo árabe: el conflicto entre Israel y Palestina.
    • Descolonización del Magreb y el África subsahariana.
    • El Tercer Mundo y las Nuevas Economías Emergentes.
    • Formación, organización y funcionamiento de la U.E.
    • El Nuevo Orden Internacional y los conflictos recientes
    Podemos seguir los siguientes consejos, que aunque son para lengua y literatura, nos pueden servir:

    lunes, 16 de mayo de 2011

    Juego sobre la II Guerra Mundial

    Warfare 1944
    ¡Es la segunda guerra mundial! ¡Escoge tu bando, los Aliados o el Eje y ataca (o defiende) Normandía siguiendo los eventos del día D! Envía soldados de infantería, bazookas, ataques aereos, refuerzos y más

    viernes, 1 de abril de 2011

    Totalitarismos: Hitler y Mussolini

    Para poder analizar los acontecimientos a veces se dice que es necesario tener cierta perspectiva histórica: poder analizar los hechos una vez ocurridos, viendo sus causas y sus consecuencias. Sin esta perspectiva a veces los análisis políticos son arriesgados, y solo el tiempo podrá decir si los comentaristas de la política actual tenían razón o se equivocaban. Como muestra podemos ver dos artículos que dejo a continuación sobre el ascenso de Hitler al poder, con dos posturas diferentes de dos medios españoles de la época, una en la que se le ensalza, y otra en la que se ve en él a un hombre de paja al servicio de los poderosos.
    "Hoy ha sido un día trascendental en la historia de Alemania. Hoy ha emprendido este pueblo un nuevo camino que nadie sabe adónde conduce, pero que es nuevo. No es posible dudarlo tras de haber visto el increíble entusiasmo de la manifestación que a las diez de la noche aún desfilaba por la Wilhelmstrasse. Primero las milicias racistas con sus antorchas y sus banderas, trémulas de emoción y orgullo; luego el pueblo con su mezcla de chicos y grandes, pobres y ricos, ronco de vitorear y cantar la guardia en el Rin y el «Deutschland Über Alles», todos iban desfilando, roto el orden por el entusiasmo,y el ritmo por el anhelo. Y cuando un niño trepando por la ventana baja de la cancillería ofreció a Hitler la rosa roja de su emoción, el pueblo, borracho de fervor, ha dado unos vítores que han de tardar mucho en ser extinguidos. Hindenburg, tras los cristales de la ventana, también parecía satisfecho de su acuerdo."El Debate" (Madrid)31 enero 1933


    "¿Hitler en el poder? ¿Dictadura naziQuien tiene el poder en Alemania y no sdecide a afrontar la peligrosa aventura dla dictadura a cara descubierta es la camarilla presidencial. Son los junkers, loterratenientes poderosos y los alcotanes de la gran industria que manejan a su capricho -engolosinándole con la posibilidad de una restauración monárquica y haciéndole miedo con el bolchevismo-- a la gloriosa senilidad del mariscal Hindenburg[ ... ]. [En cuanto a Hitler] El Führer está dispuesto a prescindir de todo programa, leyenda, quito, masas, menos de su vanidad. Ya que no puede ser un Mussolini, que le dejen parecerlo. Ya no es capaz ni siquiera de fingir --como el Führer italiano- una marcha sobre Berlín, que lootros -sus empresarios- finjan ponerse a sus órdenes. Naturalmente le otorgagustosos lo que pide."El Liberal" (Madrid), 31 enero 1933

    El siguiente documento da una idea de los servicios que se pedían por el bien del estado -que estaba por encima de todo-, y de la política racial de los nazis: fomentar la natalidad de la raza aria pura para así engrandecer al ejército y la nación, así como eliminar a los elementos perjudiciales para el futuro de dicha raza.
    (Por iniciativa de la Oficina Central de la raza y Población de Alemania comenzó a funcionar en diciembre de 1935 la Sociedad «Lebensbom» que dirigía hogares en orden a fomentar la «procreación dirigidas.)

    "El porcentaje mayor de las jóvenes voluntarias que se introducían en la cadena de la procreación dirigida procedían de la Juventud Hitleriana Femenina y del Servicio de Trabajo Obligatorio. Estas muchachas eran sólidamente adoctrinadas para la función que debían llevar a cabo. Y la tarea presentaba pocas dificultades debido a que en su mayoría eran adolescentes de quince o dieciséis años cuya receptividad psicológica estaba virgen aún, al igual que su condición fisica, por lo que estas muchachas eran sin duda valoradas en su justa medida por los encargados de ponerlas en estado. Por lo demás, la burda propaganda insistía en que de lo que se trataba era de un deber: un emparejamiento-deber de Estado en sustitución de emparejamiento-placer. No es extraño, entonces, que en las manifestaciones y correspondencia de estas jóvenes nunca se trasluzcan sentimientos de amor. Palabras como placer o sexualidad carecen de su dimensión real para ellas. Lo único que saben es que están contribuyendo con su aportación personal y voluntaria a la granconstrucción del indestructible edificio del Reich de los mil años.
    Prácticos hasta lo inaudito, los nazis consideraban el amor de la pareja, el florecimiento de ese amor mediante el acto camal, como invenciones judeo-cristianas que lo único que conseguían era convertir al hombre en esclavo de sus sentidos.
    Las Lebensborn fueron una invención que, al contrario de lo que pretendían sus reglamentos, se crearon exclusivamente para servir a los hombres. La idea motriz consistía en negar cualquier vínculo que no fuera el entregarse totalmente a la construcción del gran imperio germánico, del nacionalsocialismo más radical. Himmler repetía que cada miembro de la Orden Negra debía proporcionar al Estado cuatro hijos por lo menos [ ... ]. La funcionalidad última de la ideologia nazi insistía en dos aspectos fundamentales en lo que al individuo -hombre y mujer- se refería: el hombre haría la guerra y la mujer los hijos.
    Partiendo de esa seguridad, el hombre soltero hará lo que mejor le parezca. La única exigencia es que esté de acuerdo con los criterios raciales establecidos [ .. .].
    «Un tipo listo -decía un teórico de la raza- es suficiente para veinte jóvenes dispuestas a tener un hijo. La monogamia es una insensatez, contraria a la naturaleza.» Y en lo que a las mujeres se refiere, se las aconsejaba no forzar a los hombres a casarse por el simple motivo de que les hubieran hecho un hijo, pues las Lebensbom, en caso de dificultad, se harían cargo sin problema del niño. En última instancia un eficaz engranaje por medio del cual los miembros de las SS se liberaban de cualquier compromiso."ABAD. I. J.: La «seleccion» de la raza aria «Lebensborn». Madrid, rculo de Amigos de la Historia, 1976, pp. 82-84.



    • Enlaces con información sobre el programa de eutanasia T4 y el holocausto: 



    BIOGRAFÍA DE BENITO MUSSOLINI (4 Partes):




    APOCALIPSIS. EL ASCENSO DE HITLER:


    jueves, 10 de marzo de 2011

    Dudas sobre la vida privada en la URSS

    Los testimonios orales son muy importantes para la Historia, y para periodos recientes podemos obtener información de primera mano de lo que nos cuentan los que los han vivido. El estudiante de Historia debe también intentar obtener la información que sea lo más verosímil posible y discernir la intencionalidad política de lo que se nos dice. Para resolver las dudas sobre cómo se vivía en la antigua URSS y su sistema económico planificado (cómo era la vivienda, el trabajo, etc...) lo interesante sería preguntarle a quien lo vivió, y hoy Internet nos hace esto mucho más fácil. He encontrado este foro sobre el tema, al cual le podéis echar un vistazo:
    http://www.casarusia.com/foro/viewtopic.php?f=20&t=5691&sid=dd55bfefef22d46c2afe8f32fa4c6b5a

    miércoles, 2 de marzo de 2011

    Textos sobre la Revolución rusa

    • LA ABDICACIÓN DEL ZAR:
    “Ruzski vino a verme por la mañana y me leyó su larguísima conversación por cable directo con Rodzianco. Según ésta, la situación era tal que en Petrogrado cualquier ministro de la Duma carecía de poder para hacer cualquier cosa, puesto que tenía que luchar contra el Partido Socialdemócrata, representado por el comité de trabajadores. Se exige mi abdicación. (...) En esencia lo que dicen es que para salvar a Rusia y mantener en calma al ejército en el frente, debe darse ese paso. Yo he aceptado. Desde el cuartel general han enviado el borrador de una proclama. Por la tarde llegaron de Petrogrado Guchkov y Shulgin, con quienes discutí el asunto y a quienes hice entrega de la proclama firmada y corregida. A la 1.00 de la madrugada del día 16, abandoné Pskov con el corazón destrozado debido a todo lo ocurrido. A mi alrededor sólo hay traición, cobardía y engaño.”
    Nicolás II. Fragmento de su diario íntimo, tras su abdicación.

    • EL MARXISMO-LENINISMO:
    "Está claro que todo el poder debe pasar a los Soviets. Debe ser también indiscutible para todo bolchevique que un Poder proletario revolucionario (o bolchevique, pues hoy es lo mismo), tendría aseguradas las mayores simpatías y el apoyo abnegado de los trabajadores y explotados del mundo entero en general, de los países beligerantes en particular y, sobre todo, entre los campesinos rusos. No merece la pena detenerse en estas verdades, harto conocidas por todos y demostradas hace ya mucho.
    En lo que sí hay que detenerse es en algo que seguramente no está claro por completo para todos los camaradas, a saber: que el paso del poder a los Soviets significa hoy, en la práctica, la insurrección armada. Podría creerse que esto es evidente pero no todos se han parado ni se paran a meditarlo. Renunciar hoy a la insurrección armada significaría abjurar de la consigna principal del bolchevismo (¡Todo el poder a los Soviets!) y de todo el internacionalismo proletario revolucionario en general."
    Lenin. Consejos de un ausente. 8 de octubre de 1917.

    • LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE
    Semejantes a un río negro que llenara toda la calle, sin cantos ni risas, pasábamos bajo el Arco Rojo, cuando el hombre que marchaba justo delante de mí dijo en voz baja: "¡Cuidado, camaradas! No hay que fiarse de ellos. Seguramente que van a disparar."

    Al otro lado del Arco avanzamos corriendo, agachándonos y encogiéndonos todo lo que podíamos, para reunimos después detrás del pedestal de la columna de Alejandro.

    -¿Cuántos muertos habéis tenido? -les pregunté.

    -No sé, unos diez . . .

    La tropa, que se componía de varios centenares de hombres, descansó algunos minutos, apretujada detrás de la columna, recuperó la calma y después, como no tuviera nuevas órdenes, volvió a avanzar espontáneamente. Gracias a la luz que brotaba de las ventanas del Palacio de Invierno, yo había logrado distinguir que los dos o trescientos primeros eran guardias rojas, entre los cuales se hallaban mezclados solamente algunos soldados. Escalamos la barricada de maderos que defendía el Palacio y lanzamos un grito de júbilo al tropezar en el otro lado con un montón de fusiles, abandonados allí por los junkers. A ambos lados de la entrada principal las puertas estaban abiertas de par en par, dejando salir la luz, y ni una sola persona salió del inmenso edificio.

    La oleada impaciente de la tropa nos empujó por la entrada de la derecha, la cual conducía a una vasta sala abovedada, de muros desnudos: la bodega del ala Este, de donde partía un laberinto de corredores y escaleras. Guardias rojas y soldados se lanzaron inmediatamente sobre grandes cajas de embalaje que se encontraban allí, haciendo saltar las tapas a culatazos y sacando tapices, cortinas, ropa, vajilla de porcelana, cristalería . . . Uno de ellos mostraba con orgullo un reloj de péndulo de bronce que llevaba colgado de la espalda. Otro había incrustado en su sombrero una pluma de avestruz. El pillaje no hacía más que comenzar cuando se escuchó una voz: "¡Camaradas, no toquéis nada, no agarréis nada, todo esto es propiedad del pueblo!" Inmediatamente repitieron veinte voces: "¡Alto! ¡Volved a ponerlo todo en su lugar, prohibido agarrar nada, es propiedad del pueblo!" Las manos se abatieron sobre los culpables. Los tejidos de Damasco, las tapicerías, fueron arrebatadas a los saqueadores; dos hombres se hicieron cargo del reloj de bronce. Los objetos, bien o mal, fueron colocados otra vez en sus cajas y algunos de los propios soldados se encargaron de montar la guardia. Esta reacción fue sumamente espontánea. En los corredores y las escaleras, debilitadas por la distancia, se escuchaba repercutir las palabras: "¡Disciplina revolucionaria! ¡Propiedad del pueblo!"

    Nos dirigimos a la entrada izquierda, en el ala Oeste. También allí se restablecía el orden.

    -¡Evacuad el Palacio!- vociferaba un guardia rojo-. Vamos, camaradas, ¡demostremos que no somos ladrones y bandidos! Todo el mundo fuera de Palacio, con excepción de los comisarios, hasta que se coloquen los centinelas.

    Dos guardias rojos, un oficial y un soldado, se mantenían de pie, empuñando un revólver; otro soldado se hallaba sentado en una mesa con pluma y papel. Por todas partes resonaba el grito: "¡Todos fuera! ¡Todos fuera!", y poco a poco toda la tropa comenzó a franquear la puerta hacia el exterior, empujándose, refunfuñando, protestando. Cada uno de los soldados era detenido y registrado, se le vaciaban los bolsillos, se miraba por debajo de su capote. Se le recogía todo lo que "no era ostensiblemente suyo", el secretario tomaba nota y el objeto era llevado a una pequeña habitación vecina.
    John Reed. Diez días que estremecieron al mundo (1919).
    • LA NEP:
    “Hemos avanzado demasiado en la nacionalización del comercio y de la industria, en el bloqueo de los intercambios locales. ¿Era un error? Cierto. Podemos admitir en cierta medida el libre intercambio local, sin destruir el poder político del proletariado sino, al contrario, consolidándolo. (...) El campesino puede y debe trabajar con celo en su propio interés puesto que ya no se le pedirán todos sus excedentes sino solamente un impuesto, que es necesario fijar cuanto antes de antemano. Lo fundamental es que el pequeño campesino esté estimulado, impulsado, incitado.”
    Discurso de Lenin en el X Congreso. 1921.
    • ESTALINISMO. COLECTIVIZACIONES:
    «Stalin decidió en 1928 la liquidacn del kulak (campesino como clase) y de la colectivización de los campesinos pobres y medios. Los kulaks se resistieron y se entabló una lucha feroz. Durante el invierno de 1929-1930, la sexta parte del mundo conocido soportó una verdadera guerra civil. Centenares de millares de familias fueron desposeídas de sus bienes y desterradas al norte.
    En los pueblos, los que permanecían se adherían en masa a los koljoses, pero primeramente sacrificaban sus animales antes de cederlos a las granjas colectivas. El valor de esta experiencia comunista era casi nulo; puesto que no se inscribían en los koljoses sino obligados y forzados bajo una formidable presión económica y administrativa.
    Allá donde se producía alguna vacilación se enviaba a la tropa, junto a agitadores. Hubo centenares de revueltas, mucho más graves en el Cáucaso y Siberia ( ... ).
    Más del 60% de las familias campesinas están hoy día agrupadas en koljoses; en las tierras más productivas, como el Kouban, no quedan. Por decirlo así, más explotadores individuales. Estos koljoses son, en su mayoría, artels, es decir, asociaciones sólo
    de los medios de producc
    ión: tierra, útiles, animales de labor y mano de obra son puestos en común, conservando cada familia su casa y su cercado.»
    G. Luciani: Six ans à Moscou. Pas, 1937.
    • ESTALINISMO. PURGAS:

    «Desde mis años jóvenes había comenzado mi trabajo bajo la dirección de Vladimir Ilich Lenin; me instruía a su lado, desempeñaba las tareas que él me encomendaba ( ... ). y he aquí que en 1937, camaradas, yo corrí la suerte de muchos. Ocupaba un puesto de dirección en el comité regional del Partido en Leningrado y, naturalmente, fui arrestado también ( ... ); sentí un inmenso terror no por mí mismo, sino por el Partido. No podía comprender por qué motivo se arrestaba a los viejos bolcheviques ( ... ).
    Ni al instante, ni durante dos años y medio de prisión, ni cuando se me envió luego deportado a un campo (donde he pasado 17 años), había acusado entonces a Stalin ( ... ). Apreciaba a Stalin, sabía que él había poseído grandes méritos antes de 1934, y lo defendía.
    Camaradas, heme aquí de vuelta, enteramente rehabilitado. Era el momento justo en el que se desarrollaba el XX Congreso del Partido. Fue aquí donde supe, por primera vez, la cruel verdad sobre Stalin.
    El gran mal causado por Stalin no estaba solamente en el hecho de que muchos de nuestros mejores (miembros) hubiesen desaparecido, sino en que reinaba la arbitrariedad, en que se fusilaba sin juicio, en que los inocentes eran arrojados a la prisión. Toda la atmósfera creada entonces en el Partido era contraria al espíritu de Lenin, era su disonancia.»
    Testimonio de un prisionero en el XX Congreso del PC de la URSS. 1961.

    Archivo del blog